CONTROL DE CONTAMINACIÓN

La maquinaria pesada moderna debe proveer capacidad para soportar cargas cada vez más grandes, lo que requiere presiones hidráulicas más altas y, por ende, tolerancias en sus componentes cada vez más pequeñas.
La más mínima contaminación de los componentes durante la operación y el servicio de los equipos pueden causar desgastes severos que impacten de manera importante en la eficiencia del equipo, resultando en el incremento de costos de producción para el cliente.

En GENTRAC cumplimos estrictamente las normas de Cat® para el Control de Contaminación, con lo que minimizamos el riesgo de entrada de contaminantes a los componentes de sus equipos, alargando la vida de los mismos y manteniéndolos en altos rangos de productividad.
Todos los lubricantes que ingresan a los equipos en nuestros talleres, pasan previamente por un sistema de filtrado para garantizar los índices de pureza exigidos por el fabricante para el buen funcionamiento de los componentes.